Una casa modular inspirada en un refugio de montaña

por Javier Borghi para PUNTAL

Un refugio de montaña basado en la arquitectura geodésica fue el disparador. La adaptación de esa unidad habitacional para un entorno más urbano, el desafío de dos jóvenes profesionales riocuartenses. Bauen, una casa modular de hormigón. 

Las piezas de hormigón de la casa modular recién montadas.

Dos jóvenes profesionales riocuartenses, junto con un guía de montaña, se embarcaron en la aventura de desarrollar una casa modular de hormigón. ¿El objetivo? Que permita ofrecer la posibilidad de contar con un espacio habitable en un lapso de dos semanas con la modalidad llave en mano.

El ingeniero civil Julián Demo, el arquitecto Diego Paladino y el guía de montaña Mariano Bearzotti le dieron forma a la propuesta denominada “Bauen”, basada en la construcción a partir de un sistema modular industrializado.

Bauen + de 4 módulos. Oficina instalada en Córdoba Capital.

Cómo se componen

La idea se funda en el desarrollo de módulos habitacionales de 3.9 metros de ancho, 3.5 metros de alto (hasta la altura de cumbrera) por un metro de extensión, que pueden acoplarse entre sí según la demanda de espacio que se requiera.

A la vez, cada módulo se compone de dos paneles prefabricados que se fijan entre sí. Uno de base que asciende hasta media altura y otro superior que completa el cerramiento lateral y hace las veces de cubierta de techo a dos aguas.

Casa modular de 11 piezas instalada en Villa Del Dique.

Sus inicios

“Todo surge alrededor del 2012, a partir de la necesidad de Mariano (Bearzotti) de ampliar el refugio ‘Alto Rumbo’ que posee en el cerro Champaquí. La condicionante fue instalar nuevas unidades habitacionales de manera rápida y en terrenos difíciles. Eso demandó pensar en un producto que sea fácil de transportar hasta el corazón de la montaña y rápido de instalar. Fue así que construimos los primeros domos geodésicos, en lo que fue nuestra primera experiencia en este tipo de construcciones”, explica Demo a Puntal ADC.

@juliandemo7

Esa idea madre tuvo eco posteriormente en distintos puntos del país donde las condiciones de habitabilidad son dificultosas –en su mayoría, en la alta montaña o zonas de climas extremos. Con ello se afianzaron en el desarrollo de este tipo de alternativas.

La pandemia -y otros condicionantes- hicieron que la demanda de ese tipo de producto de nicho disminuyera y que fuera necesario pensar una nueva propuesta con un perfil más urbano.

Así, Demo y Paladino crearon su propia empresa constructora (Argeo) y desde la sede emplazada en Santa Rosa de Calamuchita le dieron vida a esta nueva propuesta. Tiene por fin ofrecer una alternativa rápida para quienes necesitan un lugar de utilización periódica o permanente.

Una casa modular de hormigón en 30 días

“Hay mucha gente que tiene un terreno en las sierras y necesita de un espacio versátil que no demande de un mantenimiento intensivo y que les permita disfrutar la experiencia de estar en las sierras”, señala Demo.

“Estas nuevas propuestas se enmarcan en el concepto de refugio, porque son casitas de superficies mínimas de entre 30 o 40 metros, adaptables y modulables, y de bajo mantenimiento. El concepto del domo se traslada a esta tipología y se baja a otra escala y a otro mercado, pero mantiene el concepto de vivienda mínima, refugio o casa de fin de semana”, agrega Paladino.

Sistema constructivo

La casa-refugio modular se conforma de paneles de hormigón armado compuestos por poliestireno expandido. Previamente industrializados en fábrica, que se trasladan y se montan en el lugar sobre un terreno bien nivelado o sobre una pequeña carpeta de obra. El alma de poliestireno expandido le aporta características térmicas al conjunto.

Con una grúa se instalan y se sueldan en el lugar, para luego proceder a un sellado de juntas, un posterior impermeabilizado y la posibilidad de pintarlo, o bien, dejar el hormigón a la vista.

Montaje de módulos en 1 día – Alpa Corral

Producto final

“Lo que son instalaciones y sanitarios se fabrican junto con cada pieza, pero la iluminación se plantea por el exterior, lo que permite dar funcionalidad y un estilo industrial a la casa”. Cuenta Paladino y agrega: “A la vez, permite que el entorno sea intervenido lo menos posible y que el día de mañana pueda desinstalarse y ser trasladada a otro lugar, pero con los costos que ello demanda”.

Villa del Dique

En el interior, pueden subdividirse los ambientes con paneles fenólicos o placas de yeso-cartón, logrando terminaciones como en cualquier otro tipo de sistema constructivo. En los extremos exteriores pueden adoptarse materiales como madera, chapa o superboard, a modo de cerramiento. Y las aberturas pueden variar en material y tecnología según el interés de cada cliente.

Sin dudas, el fuerte de esta propuesta es la rapidez constructiva, debido a que -a decir de sus promotores- se puede levantar una casa en tan sólo 15 días. A la vez, están preparadas para ser conectadas a sistemas de provisión de energías renovables.

Living con salamandra.

En cuanto a los costos, son similares a lo que demanda el metro cuadrado a construir por un sistema tradicional. Aunque se verá algo incrementado si se trata de una vivienda pequeña que deba contener las mismas instalaciones que una de mayor tamaño. La casa modular “Bauen” es una nueva alternativa desarrollada por riocuartenses y, con la experiencia previa de los refugios de alta montaña, busca abrirse camino en el mercado urbano como una solución habitacional rápida.

por Javier Borghi

1 Comentario

  1. Un comentarista de WordPress

    Hola, esto es un comentario.
    Para empezar a moderar, editar y borrar comentarios, por favor, visita la pantalla de comentarios en el escritorio.
    Los avatares de los comentaristas provienen de Gravatar.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *